noticias am Traficante de arsenales y enemigo de Isis

By | 18 octubre, 2016

 

 

Noticias AM En el nido de Anwar Sawan estuvieron los volumenes del totalitario libio y su hijuelo. Los ocho testificadores y el convenio para no comunicar dónde está su estela La casa adonde el ensangrentado grosor de Muammar Khadafi alguna ocasión descansó está ya poblada de polvorientas arquetas y el freezer que mantuvo el fiambre de su hijuelo ahora no existe. Mas info click aquí

 

noticiasisis

noticiasisis

Pero el dominante libio y las luchas desatadas tras su defunción cinco años antes además permanecen en absoluto de Anwar Sawan.

Según dice el sitio de noticias Horas posteriormente de que Khadafi y su cachorro fueran asesinados en las curvas del universo árabe, los combatientes de Misurata llevaron sus grosores como despojos a esta capital corrida en la batalla. Los occisos pasaron la primera oscuridad en la residencia familiar de Sawan, dando fulgor a sus credenciales revolucionarias.

 

noticias am Traficante de arsenales y enemigo de Isis

 

Hoy, su legal refugio, un vagón transformado, es un casino de sostén para las catervas de la capital y de monterías de influencia. Guardados en su contestador telefónico color dorado canario existen además informes de indulgentes seguidores de Khadafi que creen que Sawan jugó un papel clave en su parca y que sabe dónde está el sitio secreto adonde se enterró al totalitario. Las noticias dicen”Te atraparemos, bastardo”, dice uno. En una patria adonde la agrura huella el ritmo, Sawan es uno de ellos. Las elecciones de Estados Unidos y Donald Trump Envuelto en casi cada apuro que siguió a la parca de Khadafi, este libio contribuyó a la desorganizada recorrida que vivió su paraje: de las porfías y disfunciones que emergieron luego de cuatro divisiones de totalitarismo a las luchas por el esplendor, el oro negro y el bailiazgo.

 

noticias am Traficante de arsenales y enemigo de Isis

 

“Participé de cada lucha desde 2011 con el mismo entusiasmo”, declaró Sawan, un ex ejecutor de labora con 45 años y hocica recortada, con una señal estropajosa y valiente. Para las huestes de Misurata, consumición heráldicas y bombas entre las energías más predominantes de las bandas de Libia. Muchos son basuras de la época de Khadafi, pullovers antibalas, olla y jugo, cualquier cosa que le haga desnudar una supremacía sobre las otras cabilas comarcales rivales.

Desde mayo, Sawan ha ofrendado a las bandas que combaten al Estado Islámico de Libia en la localidad costera de Sirte, a casi 200 kilómetros al este de acá. Apoyados por hostigamientos de los Estados Unidos, Los recientes atentados en Turquia  los combatientes se han hospiciano en el núcleo del defensa terrorista, asestándoles un encontrón a sus pretensiones de albergar un “califato” en el ártico de África. Pero en el planeta post Primavera Árabe de Sawan siempre habrá más batallas que combatir, más enemigos en el confín. “Hoy, en Libia, tenemos otros Khadafis”, dice.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *